30 de enero de 2010

Más malos que la quina. Versión Di.

Aún, a estas alturas del partido, hay gente que se lía con que si Diva. con que si Di. ¿Son dos divagues distintos y un sólo blog verdadero? ¿En la calle y codo a codo, somos mucho más que dos? ¿Son di-vinas o di-abólicas? ¿Quién escribe hoy, la Señora Gando o la Señora Vagando? En fín, que para los que aterrizan aquí ahora (¿en qué planeta viven? ¿Aún no conocían este blog? Get a life), siempre pueden acudir a la hemeroteca y clicar aquí "Divagan dos" y aquí "Diva y Di".

Los seguidores ya saben que Diva y Di se retroalimentan, y si ayer Diva habló de los malos de película a los que ya no puede imaginar en otro papel, hoy Di se pone a escribir un divague, que acaba siendo entrada. Es curioso esto del bloguerío, porque una acaba siendo el consejo editorial y teniendo una reunión consigo misma para decidir qué debe ir en portada (en entrada, en este caso). Hoy competían una vieja entrada sobre los naúfragos que colecciono, Tony Blair declarando sobre la guerra de Irak, una conversación sobre la evasión de impuestos que escuché ayer en el autobus (sí, lo habéis adivinado, estoy estos días en Vetusta)... en fín, que al final, por unanimidad, seguir con los malos de película ha ganado.

Muchos ya empezáis a diagnosticar uno de mis problemas: tengo hipercinesis en los dedos. Cuando tengo un teclado, escribo, escribo y escribo. Dice Tarantino que tuvo que dividir "Kill Bill" en dos entregas por lo larga que le quedó. Yo empiezo a intuir que en este blog, las entregas van a ser más frecuentes que la entrada solitaria.

Y es que he empezado con mi lista de malos, y me he dado cuenta que algunos de ellos, en el fondo, me gustan. Ejercen sobre mí la atracción esa de los chicos malos. Ya dicen que la explicación evolutiva es porque se supone que los malos tienen más testosterona. Para mí, es como esa frase de "Los caballeros las prefieren rubias... pero luego se casan con las morenas". Estos malos, para verlos por el microscopio, y jugar un poco con la plaqueta, bien. Pero no para llevárselos a casa.

De la lista de Diva, si tuviera que elegir uno, probablemente sería Malcolm McDowell de "La naranja mecánica". Ya nos decía Diva: la música clásica o "Cantando bajo la lluvia" de fondo lo hacen aún peor: un psicópata educado, no de los de "la sociedad me hizo así". En la lista que os incluyo seguidamente, la mayoría tiene un trastorno de la personalidad disocial (el concepto legal es "psicópata"), pero también hay algún "héroe byrónicos" (inspirados en un personaje de Byron, pero de esto hablaré mañana). Así que os introduzco a...

Judith Danvers como la terrorífica ama de llaves de Rebecca (Hitchcock, 1940). La pobre Joan Fontain, que interpreta a la segunda mujer de De Winter, significativamente no tiene ni nombre en la película. Rebecca es, sin embargo, la letanía que se escucha una y otra vez en aquella casona en Cornwall... "Anoche soñé que volvía a Manderley".

Robert Walker en "Extraños en un tren" (Hitchcock, 1951). Es uno de esos psicópatas de los 50, perfectamente trajeado y con una sonrisa encantadora.

Anthony Perkins como Norman Bates en "Psicosis" (Hitchcock, 1960). !Pero... cuéntanos más de tu madre, Norman!

Donald Sutherland en "Novecento" (Bertolucci, 1976), haciendo del sádico fascista Attila. Este personaje aún se hace más odioso si cabe por estar al lado de, para mí, uno de los personajes más carismáticos de la historia del cine: Olmo, el partisano interpretado por Gerard Depardieu. Robert de Niro también está bien como Alfredo, el niño bien, y su amistad con Olmo nos lleva a través del siglo XX. La película es inmensa.

Robert de Niro como Travis Bickle, el ex-combatiente de Vietnam insomne que acaba de taxista nocturno en Nueva York en "Taxi Driver" (Scorsese, 1976). Impactante De Niro apuntándose al espejo y su famoso "¿Me hablas a mí?"

Jack Nicholson... lo siento, no puedo con él ni siquiera en "El resplandor" (Kubrick, 1980). Para mí, un actor debe de saber representar distintos papeles, no hacer siempre el mismo.

F. Murray Abraham como Salieri en "Amadeus" (Forman, 1984). Inolvidable el final de la película con Salieri en el manicomio y su gran disertación "mediocres del mundo...."

John Malcovich en "Las amistades peligrosas" (Frears, 1988). El vizconde de Valmont es uno de esos tipos sin escrúpulos que al final es víctima de sus propio juego. El cazador cazado. Aún me río con la escena en la que le enseña el dorso de su lengua a Uma Thurman enmedio de la mesa. Hay que verlo en versión original, su voz es muy característica.

Sir Anthony Hopkins como o Aníbal El Caníbal en "El silencio de los corderos" (Demme, 1991). Otro psicópata cultivado, con famosas frases tipo "quid pro quo", o "me comí su hígado con habas y un buen Chianti". A éste también hay que verlo en versión original subtitulada (bueno, y a quién no?), su voz es parte del miedo. Es uno de esos malos carismáticos, un malo-héroe, que atrae mucho al personal. ¿Por qué queremos que gane un psiquiatra que encima seguro es de la corriente psicoanalista? La gente odia más al director del centro donde está internado que al propio Aníbal Lecter.

Michael Madsen, en "Reservoir Dogs" (Tarantino, 1992). Ha estado debatiendo el significado de "Like a Virgin" de Madonna un rato antes, y ahora está en un garage, dispuesto a hacer de todo. Y yo me pregunto: ¿Cómo se puede ser tan psicópata de bailar al ritmo de esta canción mientras estás torturando a un tío?



Gary Oldman como "Drácula" (Coppola, 1992). Con tanto vampirillo de tres al cuarto como corre en estos días por ahí, yo creo que hay que empezar por leerse a Stoker (qué noches de miedo pasé tan maravillosas) y si no, por lo menos por ver esta peli y visitar Whitby en el nordeste de Inglaterra después. Igual veis a Winona corriendo en la noche y se os abre la ventana de golpe con el viento...

Federico Luppi como el gángster de "Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto" (Díaz Yanes,1995). Me encantan Pilar Bardem y Victoria Abril también en esta peli.


Kevin Spacey, como la mente enferma de "Seven" (Fincher, 1995). Esta película tiene una estructura poco común (en la que el malo aparece al final). Aquí, aparece en medio de la cinta, y nos alegramos mucho porque es un festín interpretativo. Se come a Brad Pitt haciendo de inocente poli bueno, e incluso a Morgan Freeman. En el mismo año hizo de Roger Kint en la magnífica "Sospechosos habituales" (Singer, 1995). Me encanta Spacey, y su voz también da miedo.



Eduardo Noriega. Desde "Tésis" (Amenábar, 1996), donde hace de Bosco Herranz, chico de familia bien absolutamente psicopático. Me encanta esta película, el terror está en todo lo que imaginas, porque no ves nada. Luego Noriega ha hecho más de malo: "El espinazo del diablo","El método"... no sé, ahora que lo pienso, ¿hace alguna vez de bueno?

Robert Carlyle haciendo de Begbie en "Trainspotting" (Boyle, 1996). ¿Cómo olvidar la escena en la que tira una pinta hacia atrás en un pub, sólo para provocar una bronca? Me encanta esta peli, su música, su ritmo, su párrafo inicial: "Choose life but... Who wants life when you have heroin?".









Christopher Walken como el jinete sin cabeza en "Sleepy Hollow" (Burton, 1999) que un despistado Johnny Depp ha de atrapar enmedio de calabazas iluminadas en la noche. Me encanta la estética de Tim Burton. Y el eslógan: "Rodarán cabezas".

Robin Williams como el psicópata que tiene que encontrar Al Pacino en "Insomnio" (Nolan, 2002). Williams siempre había hecho de profe colega de poetas muertos y demás. No me gusta, siempre me había parecido un tanto "creepy", y ésta es la primera peli en la que nos muestra su verdadera cara...

Leandro Firmino, en "Ciudad de Dios" (Meirelles, 2002) . Su contrapicado de niño apuntando con un revólver es para no olvidar. Esta es una de mis pelis favoritas de todos los tiempos. Por su forma, por su fondo, porque el protagonista sale del horror de la favela mirando el mundo a través de su objetivo.



Luis Tosar, en "Te doy mis ojos" (Bollaín, 2003). Pero es que me da igual lo que haga Tosar: puede ser Malamadre con esa voz cavernaria en "Celda 211" o el cerdo que pega a su mujer. Lo hace tan bien. Y a mí sus ojos me pueden.







Sergi López como el militar fraquista con el objetivo de acabar con los últimos maquis en "El laberinto del fauno" (del Toro, 2006). ¿Recordáis la escena en que se afeita?

Ulrich Mühe como el oficial de la Stasi que espía a una pareja de intelectuales en "La vida de los otros" (Henckel-Donnersmarck, 2006). Este no es el clásico malo-malo, pero lo he puesto porque me gustó mucho la película.

Johnny Depp como el barbero asesino cantante de Fleet Street en "Sweeny Todd" (Burton, 2007). De nuevo, estética gótica Burton y Depp algo pasado de rosca.


Viggo Mortensen como Nikolai, chófer de la mafia rusa londinense en "Promesas del este" (Cronenberg, 2007). Tampoco ganaría el premio al malo-más-malo, pero tengo que poner a Viggo porque es para mí uno de los actores con más morbo del momento. Por algo dicen que es "el nuevo De Niro". Ahhh, esa escena en los baños turcos de Londres...





Javier Bardem como Anton Chigurh en "No es país para viejos" (Hermanos Coen, 2007). Me gustan mucho los Coen y Bardem, me encanta esta película, es redonda.
Sé que no están todos los que son, pero he intentado limitarme a películas que me gustan, de las que os escribiría una crónica completa si tuviera un mes de vacaciones.

Tranquilos, de momento no veo tal cosa en el horizonte...

13 comentarios:

  1. lo siento mucho , pero no estoy de acuerdo contigo , ni de lejos , en tu comentario sobre Jack Nicholson......habrá actor con más registros que él ? ...hablas de " el resplandor " y te parece que cuando hace de " Sr Smith " , hace el mismo papel ? .....por favor Diva ...no me jodas ! no critiques por criticar !!! o es snobismo ? jajajajajaja ...un beso

    ResponderEliminar
  2. Querido Vincent,

    ¡Qué alegría tenerte en el blog! Había considerado ponerte en la lista por cagarte por error a aquel pobre en el coche y preocuparte sólo por el estado en el que dejas la tapicería, pero es que en "Pulp Fiction" una no se puede tomar en serio a los malos...

    Puedes tener un punto con Nicholson, en "Sobre Schmidt" igual no pone esa cara del resplandor y batman. Tiene en tonces dos registros: además del de los ojos desorbitados, el de viejo palizas. Tuve la mala suerte de estar expuesta a una de sus pelis en un bus ("Something´s gotta give") y fue tremendo.

    Besos y saludos a Uma,

    Di

    ResponderEliminar
  3. I love John Malcovich, nunca lo he vuelto a ver tan sexy como en las amistades peligrosas.

    Tienes razon con lo de Taxi Driver. De Niro está genial, pero yo vi antes La Misión...

    Me encanta Kevin Spacey. Me encantó Sospechosos habituales. Seven me gustó en su día pero no recordaba que la hacía mi Kevin...

    Michael Madsen es otro sexy y no es malo. Es lo que se hace, lo que se lleva, es así, le sale natural. Gracias por recordarme la canción.

    Hay otras como Imsomnio, Nadie hablará de nosotras..., Te doy mis ojos, Sleepy Hollow que no he visto y que pongo en la lista de must see.

    Anda Di, que siempre me mandas deberes, o...eres Diva? ;·)

    ResponderEliminar
  4. Hola Vincent,

    Con ese nombre, seguro que este es tu sitio.

    Bienvenido al divavoir blogs!!!

    ResponderEliminar
  5. Como va de películas y de malos malísimos me gustaría saber si a alguien "Psicosis" le ha marcado tanto como a mí.

    Hoy es el día -y han pasado años- que en la ducha y con los ojos cerrados veo a Perkins con el cuchillo en la mano intentando atacarme. El día que la vi estaba tan aterrorizada que fui incapaz de levantarme del asiento y salir de la sala.

    Para ti, Diva, un abrazo muy fuerte muy fuerte. Ayer vi INVICTUS (a ver cuándo hacéis la crítica),y vi al equipo neozelandés haciendo la Haka; así que te recordé doblemente por la entrada que hiciste hace unos días hablando de ello. Sólo faltaban las pinturas. Ah, Morgam Freeman está espectacular metido en la piel de Mandela.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Hola Sue,

    Tú si que sabes cuando los abrazos vienen bien. Gracias.

    Confieso que nunca he visto entera psicosis. O quizá si... La verdad es que yo pra muchas películas tengo memoria de pez. A veces me dice consuerte si la he visto o no porque yo no me acuerdo. Él en cambio, es capaz de saber hasta en qué minuto saca el cuchillo. Le preguntaré si la he visto...

    ResponderEliminar
  7. Di, veo que no has entendido nada... Diva se refiere a malos malísimos que ya nunca serán buenos por muy buenos que intenten ser, no a hacer una lista de malos malísimos sin más.

    ResponderEliminar
  8. Diva, me pasa lo mimso con Michael Madsen. Le vi primero en "Thelma & Louise" haciendo de santo y luego me resulta raro verlo en "Reservoir dogas" bailando el "Stuck in the middle with you".

    Diva (...digo Di)

    ResponderEliminar
  9. Sue... Hithcock se veria muy contento de ver que su objetivo (aterrorizar) sigue ahi 50 años despues... Yo conozco a alguna que le pasa lo mismo con "Los pajaros"...

    ResponderEliminar
  10. Oh, Divagueando: eso significa que tengo que presentarme en Septiembre? Suspenso en entrada! Jooo

    ResponderEliminar
  11. Acepto el suspenso... pero la media todavía te sale a favor, igual te libras.

    ResponderEliminar
  12. Uf, gracias, de ahora en adelante seras "Divagueando, El Magnanimo"... la q me quitas de encima!

    ResponderEliminar
  13. Me gustaría más "El magnanimiscente". Coqueto que es uno.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.