9 de agosto de 2017

Maternidad subrogada: mi opinión (tras "El cuento de la criada")

Me hice con "El cuento de la criada" (que yo prefiero traducir como "El cuento de la doncella", ya lo expliqué) porque en algún sitio leí/oí que tenía relación con la maternidad subrogada. Como este tema me interesa y a Atwood la respeto como escritora, lo compré. Sobre el libro escribí aquí. Quien lo haya leído o mirado el divague entenderá porqué lo de la maternidad subrogada: en una sociedad totalitaria del futuro, un grupo de mujeres son reducidas a "tinajas" o úteros andantes: su única función es procrear para las clases dominantes. 

~~~~

Mi primer contacto directo con la maternidad subrogada fue hace unos 8-9 años. Salí a cenar con unos compañeros de trabajo en el restaurante del Ritzy Cinema: lo recuerdo perfectamente. A mitad de cena, uno de ellos nos contó que él y su pareja (dos hombres) estaban esperando un hijo por subrogación. Vaya, este era un tema sobre el que no me había parado a pensar antes. Todos escuchamos atentamente su historia: una chica sudafricana estaba embarazada de varios meses de un hijo que les iba a entregar cuando naciera. No me quedó claro si el espermatozoide era de mi compa o de su pareja, pero lo que se me grabó a fuego es que el óvulo era de una estudiante de medicina. Habían seleccionado el óvulo con la mejor carga genética posible, y entendían que la gestante, alguien que se somete a la montaña rusa que supone un embarazo, con sus molestias y sus riesgos por dinero, tal vez no tuviera los genes que ellos deseaban. Nota: la donación de óvulos, lejos de ser la inversión física que supone un embarazo tampoco es peccata minuta. La mujer ha de inyectarse hormonas en la tripa durante semanas para estimular los ovarios (con riesgo de sobre-estimulación y más), y luego que se los extraigan. Un procedimiento invasivo: nada que ver con el paseíto de hacerse una paja en una botella, que es lo que vienen haciendo los donantes de semen. 

Salí de aquella cena de alguna manera tocada. ?No es bonito que gente que no puede tener hijos tenga la oportunidad? Pero, por qué me siento rara? No sé cuánto tiempo pensé en el tema, pero al final lo puse en algún punto silente/pasivo de mi cerebro, y la vida siguió. 

Mi segundo contacto fue hace casi 6 años -de esto sí que me acuerdo porque hay un divague en el que describo esos días "Di Cristina Barcelona". En la ciudad condal asistí a un congreso sobre "distintos tipos de maternidades/paternidades" en el que una de las charlas tocaba la maternidad subrogada, y además de profesionales había padres entre el público que habían usado esta técnica. En un punto, se conectó vía skype con la clínica de una ciudad cualquiera de India donde se hacían subrogaciones. Y ahí se reactivó de nuevo aquello que había metido en "el cuarto de atrás" de mi cabeza hacía unos pocos años. 

Una ginecóloga india de unos cincuentaytantos, vestida tradicionalmente con sari seguramente de seda explicaba los procesos en su clínica y al final contestaba a las preguntas del público. En esa clínica viven nosecuántas mujeres durante su embarazo.  Gestan fetos que han sido preparados con zigotos (espermatozoides y óvulos) de terceros que no tienen en común ni sus nacionalidades (americanos, británicos, suecos, espanioles), ni su orientación sexual (tanto parejas heterosexuales con problemas reproductivos como parejas gays). Lo único que tienen en común es su desesperación por tener hijos (particularmente los heteros, que se supone habrán pasado por ciclos de fecundación in vitro) y su dinero. 

La ginecóloga aniadía, mientras movía las manos, lo que provocaba un sonido de fondo del chocar de sus múltiples esclavas de oro,  que las mujeres que pasaban por este proceso lo hacían "totalmente libres", y que estaban muy bien cuidadas, con pruebas continuas. Con esto las gestantes lograban cosas de otra manera impensables para ellas: una había pagado los estudios universitarios a su hijo; otra, se había cambiado la cocina. 

El ambiente en la sala era muy positivo hacia lo que contaba esta mujer. Una pareja de hombres gays, altos y musculados, hablaron de lo felices que estaban con sus gemelos, que vinieron de la clínica de la ginecóloga. Se mandaban muchos abrazos por skype y cling-cling, las pulseras de banda sonora de fondo. Yo, en mi asiento, cada vez más confundida. Feliz en mi cabeza porque los gays tuvieran sus hijos, confundida sobre la clínica de la ginecóloga, con imágenes de una cocina nueva en un barrio marginal de una ciudad con las calles sin asfaltar (así recuerdo yo la India, polvorienta), agobiada con el cling-cling de las pulseras. No había pensado en el tema, lo dejé en un arcón cuando lo de mi compa,  y ahora... ahora ya no lo iba a poder esquivar más.

Hubo una voz disonante: una mujer valiente que, entre ese público positivo hacia "ser padres cueste lo que cueste", se planteó en voz alta si eso no era explotación de aquella mujeres en aquel país lejano polvoriento. Hubo un pequenio abucheo. Pero es que todo el congreso fue complejo: la subrogación fue un tema, pero también asistimos a familias que habían adoptado a tres ninios etíopes, que la madre no podía mantener por falta de medios. Esta familia, también entre el público, contaba su experiencia de estar en contacto con la madre en Africa, que había por supuesto seguido teniendo hijos, y cómo ellos les mandaban las camisetas cuando se les quedaban pequenias. Que habían estaba visitándoles en Etiopía, y que todo era maravilloso. Me imaginaba a los tres ninios negros orondos barceloneses, con sus ordenadores y videojuegos de visita a la choza africana. Qué pensarán de sus hermanitos menos afortunados? Cómo gestionar eso, a medida que se crece?  Salí del congreso hecha un mar de dudas. 

Han pasado los anios, y la maternidad subrogada se ha ido haciendo más frecuente, cada vez está más en los medios, y hay países donde es legal, como en el UK, o no, como en Espania. Recientemente encarcelaron a unos peluqueros del sur por este tema. Es todo un drama: para ellos, para la gestante, y sobre todo para el ninio. Han pasado los anios, y cuanto más leo, y cuanto más pienso, menos cómoda me siento con la idea. "Es que hay mujeres a las que les gusta estar embarazadas", me han llegado a decir. Lo siento: no. Las pocas mujeres que tienen la suerte de tener un embarazo sin ningún problema (como decía una amiga mía ginecóloga, esta de Vetusta: "proceso fisiológico lo llaman, una mierda"), aún tienen que pasar por el parto. El embarazo acarrea riesgos y supone una "inversión" energética tanto física como emocional como pocas. Está claro que, a no ser que sea para un ser muy querido, la mayor parte de las mujeres no van a ofrecerse a hacer esto gratuitamente. Está también claro que el embarazo es un "punto negativo" para los que te dan trabajo, así que una mujer empleada que cobre decentemente no va a hacer un embarazo altruista para unos desconocidos.  Y bueno, cuando estas clínicas (o "granjas", así las han llamado) proliferan en países como India, también está claro de lo que estamos hablando. Explotación. Por no hablar de casos en los que la pareja contratadora ha rechazado al ninio ("el producto") porque venía con problemas (como quien devuelve un aparato que no funciona), y la gestante se ha tenido que quedar con él (caso que rompe el corazón, en Australia). 

A menudo me he planteado que, con los avances que hay en todos los niveles, cómo nunca se han planteado desarrollar un útero artificial, donde los fetos se pudieran gestar "como en una colifor". A menudo la respuesta que me he dado es porque las que tenemos que sufrir este proceso del embarazo y la atrocidad del parto somos las mujeres. Un útero artificial solucionaría los problemas de todas las personas que no pueden tener descendencia porque su útero no es funcionante, y el problema de la comunidad LGBT. Sería la salvación de muchos de los extremadamente prematuros, que cada día se salvan más, pero muchos a costa de terribles secuelas de por vida. Ayudaría la la igualdad en el trabajo (los empresarios no temerían emplear a una mujer "que se puede quedar embarazada") y los hijos tal vez serían también vistos más igualitariamente por parte de los padres y las madres. Está clarísimo que, menos en algunas excepciones, los hijos siguen siendo el tema de las madres, y que el padre, que con suerte se enrolla para jugar al fútbol en el parque, no sabe cuándo tocan las vacunas, qué ropa tiene que llevar a la excursión, o qué hacer si el ninio se pone malo. En la clase de Mini la "representante de la clase" es eso: LA.. cada anio se rota y a nadie se le ocurre que un tío vaya a hacer ese rol. Y ningún tío, salvo el único divorciado, está en los emails de avisos de las madres. 

Evidentemente, este también será un tema controvertido el día que lo tengamos encima de la mesa, y dará lugar a muchos dilemas éticos. Yo, de momento, lo pondré en "el cuarto de atrás" y lo pensaré más adelante, pero alguno ya se me ocurre. Pero por mirar a otro lado no va a dejar de ocurrir, esto pasará: ya ocurrió el pasado mayo con un corderito extremadamente prematuro, al que han logrado salvar en uno de estos úteros artificiales. 

Estamos en una montania rusa de avances tecnológicos inimaginables cuando crecíamos. Pero el que algo se pueda hacer técnicamente no quiere decir que se deba hacer.  Es curioso cómo el feminismo y el catolicismo están por una vez de acuerdo en cuanto al cuerpo de las mujeres, por distintas razones, supongo. Unas, por la explotación -una vez más- de mujeres, esta vez pobres, para beneficiar a ricos (hombres y mujeres), y los segundos por lo mismo que están en contra de la fecundación en vitro: porque hay que desechar algún embrión y la vida es santa-incluso una mórula, que equiparan con un bebé. Luego están los políticos: en su mayoría, aparte de un partido, Ciudadanos, está en contra. He de confesar que no he leído sobre sus razones, las de ninguno, pero me imagino que en el caso del partido de Rivera, su aceptación tendrá que ver con su liberalismo en lo económico. Todo vale si tienes pasta para pagártelo. 

 Cuando cerré "El cuento de la doncella", me sorprendió que Atwood hablara de la subrogación en 1985, cuando para el gran público no ha sido un tema hasta muy recientemente. Y hasta hace poco, podíamos poner estos temas en cuarentena para revisitarlos más adelante. Pero la ciencia y la tecnología van a tal velocidad que es imposible pasar: los temas nos cogen de las solapas . Y el que crea que no va con él o con ella, en un parpadeo se dará cuenta de su error. 

 El que algo se pueda hacer técnicamente no quiere decir que se deba hacer. Aunque se tenga la pasta, Ciudadanos, y la gente esté usando su "libertad". Solo considerad el precio de esta libertad, y si al final de cualquiera de estos procesos alguien pobre está siendo, una vez más, jodido por alguien rico. Porque lo está: como durante toda la historia de la humanidad. 

11 comentarios:

  1. Es un tema que necesita mucha reflexión, al menos yo la necesito. De entrada, me pasó como a tí que vi en los vientres de alquiler un modo de que las personas que no pueden hacerlo de manera natural pudieran tener hijos. Pero, posteriormente me cuestiono y mucho el modo, incluso el fondo del tema. Tenr hijos es una opción biológica y física, como poder correr los 100m en nosecuantos segundos, o escalar el Everest sin oxígeno. Si no puedes, no puedes. No es lícito subri a la espalda de un sherpa y que él te lleve. desde hace un tiempo me planteo porqué queremos tenerlo todo, incluso hijos, a cualquier precio; precio monetario, precio físico propio y precio físico ajeno. No sé, debe ser que estamos en un mundo en el que si quieres, puedes y sobre todo si puedes, tienes que...Lo quiero, lo tengo.
    Desde luego el tema tiene muchas aristas como el hecho de uqe la adopción es una opción y si algo sobra en el mundo son niños y niñas. O que el hecho de que un hijo tenga tus genes no lo convierte en más propio, o que una madre te haya parido no la convierte en más madre.
    Sin embargo lo que de evrdad me resulta aterrador es que se plantee que las mujeres que se embarazan lo hacen de modo altruista. Si alguien lo piensa en serio, que imagine que su hija le plantea que ese será su modo de vida durante los años fértiles que tenga por delante. No y no. Y si para mi hija no lo quiero, tampoco para otra mujer. Es evidente que la necesidad empuja a las mujeres a alquilar sus vientres. Se que mucha gente equipara este alquiler con el alquiler de nuestra fuerza de trabajo a las empresas que nos pagan (argumento muy utilizado también cuando se debate sobre la prostitución). Yo más bien lo equiparo con la venta de órganos. También es mío el riñón que puedo vender, pero es evidente que no lo haría de no necesitar el dinero.
    La miseria una vez se ceba con las personas más débiles.
    Besos
    Marisa

    ResponderEliminar
  2. A ver, te puedo hacer algún aporte técnico. Artwood pudo hablar de la subrogación en el 85 y hasta en el 75 porque en ganaadería se había planteado todo esto muchísimo antes (te recuerdo que Dolly fue una oveja, y que la clonación se está aplicando mayoritariamente en agricultura pero también algo en ganadería, camellos campeones para los millonarios del petróleo, etc). En los 80 fue cuando se empezó a plantear la donación de óvulos humanos porque la primera niña concebida fuera del útero nació en el 77 si no recuerdo mal. Pero en ganadería en los 80 se hablaba de transferencia de embriones.
    Reproducción y producción animal van de la mano, y los conceptos y tratamientos a los que se tienen que enfrentar la gente en reproducción asistida existen gracias a los bichos que nos comemos (no me saco de la quema ;), pero déjame asomar un poco la patita, las granjas industriales usan cálculos sobre ocupación de espacio semejantes a los que se empleaban en los campos de exterminio).

    Fíjate que yo no creo que la solución esté en los úteros artificiales, porque entre mis muchísimas contradicciones-ya dije que los bebés me aburren terriblemente- está el pensar que el apego es importante desde la gestación.

    Sí, el de la subrogación es un tema feo, feísimo,de esos que tienen más rincones oscuros que la mansión de Heffner. Yo leí hace tiempo la historia de una mujer que "contrató" a una gestante americana, por un precio ridículo, porque la segunda era creyente -protestante- y lo veía como un acto del mayor altruismo, y la primera no tenía útero, lo digo porque ese ángulo no lo has tocado.
    Y luego la doble vara de medir. Miguel Bosé saliendo en portada presumiendo de que es padre por este método, gestante americana, y no pasa nada.

    Sí,yo tengo el tema en la centrifugadora, la vida corre más deprisa que mis intento de derimir cuestiones morales.

    ResponderEliminar
  3. MARISA! gran alegría verte por aquí... Yo puedo entender la motivación por tener un hijo tuyo genético en lugar de adoptarlo. Si estás más o menos sano, entiendo q es por minimizar las posibilidades de enfermedad en el ninio. Es triste admitirlo, pero los ninios adoptados no son cuidados por sus padres por algo: salud mental, dependencias, abuso, etc, y entiendo q la gente quiere tener hijos sanos. Hay gente generosísima q está dispuesta a adoptar a ninios enfermos o ninios con una incertidumbre de "tiene un 33% de probabilidades de tener esquizofrenia cuando crezca". Hay gente maravillosa q se lanza... pero otra gente no, y no les culpo. Pero claro, el problema viene de cómo conseguir ese bebé q venga con las menores enfermedades posibles... q si fuera en una "colifor" como digo, bueno, al menos en esa circunstancia "nadie ha sido daniado"... pero subrogando a cambio de dinero es otra cosa. Me gusta lo q dices de "lo querrías para tu hija?" pues entonces para ninguna otra.

    muxus

    di

    ResponderEliminar
  4. A mí me parece mal. Porque, en definitiva, no se trata de que las personas que no pueden tener hijos los tengan, sino de que las personas RICAS que desean tener de todo, puedan obtenerlo con dinero. El ejemplo del sherpa de Marisa me parece impecable. Encuentro abominable convertir a los niños y a las mujeres gestantes en bienes de consumo. ¿Comprarte un niño a costa del sufrimiento de una mujer pobre? ¡Por favor! ¿Cuál es la duda moral?

    ResponderEliminar
  5. Hola guapas!! (dónde estan los chicos?)

    IRE, gracias por lo q nos cuentas de la "producción animal".. lo de la subrogación no recuerdo si lo lei en el libro o en algun artículo, puede q aquí
    http://elpaissemanal.elpais.com/documentos/atwood-el-cuento-de-la-criada/
    en el q Atwood habla en retrospectiva del libro hoy en día.

    Sobre el apego en el embarazo, yo no lo creo. NO hay más hacer esnifar oxitocina para q se desarrollen comportamientos de apego... Obviamente los padres tendrían tambien q meterse esto si no les saliera !natural", pero a muchos tíos les sale sin embarzarse, así q es posible. Yo no me lo planteo como algo obligatorio, pero si para gente q no tiene un útero disponible o bien q no quieren gestar (hay gente q tiene tocofobia-fobia al parto, por ejemplo). No entiendo lo de la mujer sin útero q se aprovechó de la religiosa, q no he tocado ese ángulo? Es un ejemplo más de motivacioes y falta de escrúpulos.

    MIguel Bose ... cuántos anios tiene? este es padre o bisabuelo?

    CESI, la voz de la razón habla de nuevo. No hay duda moral, pero los q lo hacen defienden q estas mujeres son "libres". Es lo mismo q con la prostitución... spr esta el listo q te saca lo de las "putas de lujo" q ganan tanto!!! Imagina...

    muxus my lovelies

    di

    ResponderEliminar
  6. Me encantó tu posteo y tu blog. Me hizo pensar muchas cosas. Eso sí, el término homosexual es ofensivo. Creo que te interesará googlear el por qué y por qué en este posteo puede interpretarse mal. Creo además que te gustará cambiarlo a gay. Sigue así escribiendo que quiero leer más reflexiones tuyas. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  7. ¡Esta sí que es buena! ¿homosexual es ofensivo? ¡¿Por qué?! ¡¡¿Y hay que decir gay?!! ¿Aunque la persona en cuestión sea tirando a tristona y melancólica? (dejando de lado, naturalmente, que es una plabra en otro idioma...pero esa es una minucia que sólo nos importa a los que nos gustan las palabras...)

    ResponderEliminar
  8. Hola Villouta, bienve el blog, y mil gracias por tu comentario y sobre todo, por compartir q homsexual es ofensivo. Esta es una de las cosas q más me gusta del blog, lo q aprendo de los q comentáis.

    He encontrado varios articulos (incluida la wiki), donde explican q es un término frío, q reduce a la persona a su opción, sexual, q está muy asociado a cuando las clasificaciones de enfermedades mentales lo clasificaban como patología, y desde luego lo entiendo. Os pongo algun enlace si alguien quiere ampliar:

    https://www.theguardian.com/media/mind-your-language/2011/nov/18/mind-your-language-word-homosexual

    https://en.wikipedia.org/wiki/Terminology_of_homosexuality

    http://theweek.com/articles/556341/why-word-homosexual-offensive

    NO me habia dado cuenta, y tengo amigos gays a los q he oido referirse a ellos mismos como homsexuales... igual ellos tampoco lo saben! Mientras tanto, lO voy a cambiar en el texto. Muchas gracias de nuevo y espero verte por aquí.

    CESITA! yo sigo en mi campania (fallida) de evitar el inglés si puedo también... intentando no caer en el patetismo... os he contado q uno de estos conocido dice "emparedados de bacón" por "sausage rolls"? (y el bacón lo pronuncia así). Le estoy cogiendo carinio.

    Muxus

    di

    ResponderEliminar
  9. Pero tened cuidado con las palabras abusivas, mejor dicho que se emplean abusivamente...entiendo lo que dices, Di.Pero homo se puede usar simplemente para referirse a la opción sexual y es una palabra etimológicamente inofensiva. Cierto que se ha empleado ofensivamente, pero yo veo también mucho abuso en cómo se usa heterosexual en muchas descripciones hechas por parte de activistas de feminismos de la empotración de la transexualidad (empotración y no inclusión), los que han tenido tanto éxito con el término terf. Cierto que esto es mucho más reciente, se han limitado al ruido, no ha aparecido el término en ningún código penal y muchos etc, hay una diferencia de grado. Otro ejemplo de palabras que se emplean abusivamente: mujer (sin voto hasta la república en España) y adúltera (pena de muerte para las mujeres en muchos países).
    Pero homosexual es inocua en su origen y contrasta bien con hetero y bi, perder esa palabra porque se mira más su mal uso que su uso correcto (no sé si bueno o malo) es meterse en la pendiente resbaladiza que siguen palabras como minusválido-discapacitado-capacitado alternativamente...Gay es alegre, estoy con Cesita en eso, y la alegría no define una sexualidad determinada, nisiquiera a una persona a lo largo de un periodo de tiempo. Además es una palabra descriminatoria, qué deja para los hetero-bi-a-sexuales?, lazy, cosy, sad para hablar de qué tipo de sexualidad tienen?

    ResponderEliminar
  10. Y antes de que me lo digais minusválido sí es parcial, y ofensiva en su orígen.

    ResponderEliminar
  11. Yo le he dado vueltas también a este tema y tras muchas vueltas, es un tema que me parece mal, porque en principio está el supuesto "derecho a tener hijos" que en realidad no existe. ¿Qué es el derecho a tener hijos? No existe. En segundo lugar, como dice Cesita, no se trata de que el que no "puede" de esta manera tenga hijos, se trata de que los ricos se hagan hijos a la carta por un inexistente derecho a tener hijos.

    No se puede tener todo en la vida y menos a costa de explotar las necesidades económicas de otros.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.